Tejedora pampeana recibe el Premio Trayectoria 2021

19.12.2021

Guillermina Cabral, oriunda de la Provincia de La Pampa. Es la primera artesana tejedora que recibe el Premio Trayectoria del organismo nacional. 

La ceremonia fue en el jardín de la Casa de la Cultura del FNA y contó con la presencia de destacadas figuras del ámbito cultural y cada uno de los miembros del Directorio que entregó el premio de la disciplina que le correspondía: Mariano Addesi, Rosa Aiello, Daniel Becker, Sebastián Berardi, Mariana Enriquez, Ignacio Hernaiz, Jorge Maestro, Gachi Prieto, Mario Rapoport, Alicia Santaló y Rubén Verna.

La nómina completa de los premiados fue la siguiente: Cristina Bajo (Letras), Ramón Ayala (Música), Carlos Gianni (Música y Artes Escénicas), Hilda Bernard (Teatro), Guillermina Cabral (Artesanías), Rubén Fontana (Diseño), Horacio González (In Memoriam), Lía Jelin (Artes escénicas), Lucía Pacenza (Escultura), Augusto Pantarotto (Arquitectura), los hermanos Koki y Pajarín Saavedra (Danzas Folclóricas), Osvaldo Segovia (Patrimonio y Educación), Aldo Sessa (Fotografía) y Clara Zappettini (Medios Audiovisuales) y Tulio de Sagastizábal (Artes Visuales).

La Tejedora Guillermina Cabral es una de las mejores de La Pampa  y el País, se destaca porque usa lana de oveja, jarilla, piquillín y manzanilla para confeccionar sus tejidos, descendiente del pueblo ranquel, entre sus artesanías se destacan la confección de sus ponchos. Desde hace muchos años se encuentra instalada en Victorica y se ha encargado de llevar su arte a la máxima expresión. En estos últimos años, sus ponchos formaron parte de diferentes exposiciones en distintos puntos del país, en más de una ocasión fue distinguida por su trabajo y alcanzó fama mundial cuando fue entrevistada por la revista Vogue, una de las publicaciones de moda más importantes a nivel mundial. Su técnica es una de las pocas que sigue la herencia ancestral sin nada de cambios, para hacer sus tejidos usa el telar horizontal elevado, una técnica distintiva de la cultura ranquel, el trabajo lo hace desde cero, primero es el hilado de la lana y después el teñido con tinturas naturales hechas con especies de la zona.