Stephen Hawking

09.04.2020

Una de las mentes más prodigiosas de nuestro tiempo, este genio de la astrofísica cambió la forma en que hoy comprendemos el universo. 

Probablemente la mente más prodigiosa del siglo XXI, al menos, hasta el momento. Stephen Hawking fue un físico teórico, cosmólogo y divulgador científico británico que cambió la forma en que hoy comprendemos el universo.

No solo su extensa labor de investigación dejó una huella imborrable en la historia de la ciencia, sino que su situación personal le ha convertido en un ejemplo de superación: a los 22 años le fue diagnosticada esclerosis lateral amiotrófica (ELA), que provocó que, con el paso de los años, su movilidad se viese limitada a una breve porción de su cuerpo.

Pero no así su brillantez intelectual, dado que logró convertirse en uno de los científicos más prolíficos de la historia.

Su principal contribución a la ciencia reside en la conocida como 'teoría del todo', palabras que dan nombre, por cierto, a su película biográfica estrenada en 2014. Es decir, fue el primer científico que trató de unificar la Teoría de la Relatividad General de Einstein con las leyes de la Física Cuántica.

Las leyes que rigen el cosmos no son las mismas que los científicos observan en el mundo infinitesimal, de las partículas pequeñas como electrones, protones y neutrones. La reconciliación de ambas es uno de los mayores misterios de la ciencia moderna.

Pese a que existen más ecuaciones que tratan de responder a este reto, Hawking elaboró la principal y más pionera: la fórmula de la temperatura de un agujero negro. Según esta teoría, los agujeros negros, en verdad, no son del todo 'negros', sino que emiten radiación: la llamada radiación de Hawking.

Además, otras conjeturas del funcionamiento del universo elaboradas por Hawking en sus largos años de investigación son la teoría del tiempo imaginario, y aquella que postula que el universo no tiene límites como tal, por lo que el mismo tiempo se originó en el propio Big Bang.

Stephen Hawking destacó desde su infancia por su brillantez. Tanto es así que presentó sus tesis doctoral con tan solo 24 años. La tesis, denominada 'Propiedades de Universos en Expansión', es pública desde 2017, y puede consultarse en la Universidad de Cambridge.

Si su enfermedad no le impidió desarrollarse como uno de los científicos más recordados de la historia, tampoco le limitó a la hora de desarrollarse emocionalmente. Se casó en dos ocasiones, 1965 y 1995 y tuvo tres hijos.

Durante los últimos años de su vida, el cosmólogo no dejó de publicar y dar conferencias, como gran referente en el estudio actual del universo, y también del futuro de la humanidad como especie.

En una de sus últimas intervenciones públicas, advirtió que los humanos deberemos salir de la Tierra para lograr sobrevivir como especie. También hizo importantes reflexiones acerca de la vida en otros planetas y la posibilidad de vida inteligente en otros lugares del cosmos, cuya opinión fue escuchada y valorada por las más altas personalidades del mundo de la ciencia hasta sus últimos días.

Stephen Hawking soñaba con viajar al espacio, aunque solo logró recrear la experiencia de gravedad cero cuando tenía 65 años. Tras su fallecimiento, la ciencia acutal se queda sin una de sus figuras principales. 

Texto logrado despues de leer varios artículos de revístas de ciencia.