Según el ReNaTEP las mujeres y los jóvenes son el motor de la economía popular

14.09.2021

Según las últimas estadísticas la mayoría de las inscripciones corresponden a mujeres con el 57,4%, y a los jóvenes de entre 18 y 35 años  con un 64,2% de inscriptos

Desde el 7 de Julio de 2020 al 11 de Agosto de este año unas 2.830.520 personas se inscribieron en el Registro Nacional de Trabajadoras y Trabajadores de la Economía Popular (ReNaTEP) lo que significa un incremento de 736.670 en los últimos seis meses.

Entre los datos relevantes que se desprenden del reporte realizado por la Secretaría de Economía Social dependiente del Ministerio, la mayoría de las inscripciones corresponden a mujeres  con un 57,4% y a  jóvenes de entre 18 y 35 años  con un 64,2%. Estos dos datos cobran mayor relevancia si se los compara con los del mercado laboral asalariado privado registrado en el SIPA, donde la mayoría son varones  con un 67,1% y solo un 38,8% corresponde a la población joven de entre 18 y 35 años.

Otro de los datos que puede extraerse del Registro es la multiplicidad de actividades que engloba este sector de la economía cada vez más dinámico. Los "Servicios Personales y Otros Oficios" encabezan la estadística con 839.801 inscripciones  un 32,8% mientras que la rama de "Servicios Socio Comunitarios" es la que ocupa el segundo lugar con 737.114 un 28,8%. La tercera rama con mayor cantidad de inscriptos es la de Comercio Popular y Espacio Público  con un 12,1%.

En cuanto a la discriminación por tipo de ocupación que se consignaron, se puede notar que casi la mitad de las inscripciones un 48,1% está compuesta por quienes realizan su tarea en comedores y merenderos o están abocado a servicios de limpieza; o son agricultores o vendedores ambulantes.

Hay una tendencia a la feminización en las siguientes tareas: trabajador de comedores y merenderos comunitarios, cocinero, producción de alimentos, venta directa, artesano, y vendedor punto fijo, servicios de limpieza, peluquería, depilación, manicuría, masajista e indumentaria textil.

En las ocupaciones vinculadas a la construcción, al jardín/poda y a la mecánica, la presencia de trabajadores varones es significativamente mayor. Esto se da como una réplica clara de la división sexual del trabajo observada en el mercado laboral formal.

Por otro lado, el informe arrojó que la mayoría de los inscriptos trabaja de forma individual y las organizaciones sociales/comunitarias predominan entre quienes lo hacen de manera colectiva. Mientras que las unidades productivas se encuentran en su mayoría en hogares particulares (propios y ajenos) y en el espacio público.