Parque Eólico "Los Teros"

08.06.2021

YPF Luz finalizó la segunda etapa del Parque Eólico Los Teros ubicado en la localidad de Azul, Provincia de Buenos Aires, y sumó 52 MW a los 123 MW de potencia instalada de la primera etapa 

El Parque Eólico Los Teros, desde el 2020 ha alcanzando una capacidad total de 175 MW de energía de fuente renovable, eficiente y sustentable, equivalente a la necesaria para abastecer 215 mil hogares.

Con una inversión de 235 millones de dólares y 45 aerogeneradores instalados en una superficie total de 3.610 hectáreas, el Parque Eólico Los Teros tiene la capacidad de producir 838 GWh por año y evitar así la emisión de más de 400 mil toneladas de dióxido de carbono. El Parque cuenta con un factor de capacidad de 55%, un nivel de eficiencia que supera ampliamente el promedio mundial del 30%. Se trata del segundo parque eólico de YPF Luz, luego de Manantiales Behr, ubicado en la Provincia de Chubut, que en 2020 había alcanzado el factor de capacidad promedio más alto del país. Desde el Parque Eólico Los Teros, YPF Luz abastece con energía eléctrica a empresas como Toyota, Coca-Cola FEMSA, Nestlé, Profertil, Holcim, Santander, Ford, Roca, Hyatt e YPF, entre otros.

MARCO REGULATORIO

En el 2015 se promulgó la Ley 27.191, que fomenta las energías renovables y establece que todos los usuarios deben abastecer una parte de su demanda con energía eléctrica proveniente de fuentes limpias. Los Grandes Usuarios, clientes industriales, tienen la opción de autogenerar esa energía renovable o proveerse mediante un contrato de compra-venta con un generador de energía renovable. A partir del 2018 deben cubrir 8% de su consumo eléctrico con energía renovable, y deberán incrementarlo gradualmente hasta alcanzar 20% en 2025.

La mayoría de las empresas han comenzado a contribuir al medio ambiente mediante el cálculo y reducción de su huella de carbono, así como a través de operaciones con energía renovable. Sin embargo, muchas veces no es posible mitigar la totalidad de emisiones mediante estas acciones y es ahí donde la compra de certificados toma relevancia. Para ello, las empresas comprometidas con alcanzar la neutralidad en su huella de carbono están invirtiendo en Certificados de Carbono (VCS), lo que les permite certificar su reducción de una manera segura y confiable a través de un instrumento que ofrece trazabilidad y garantía de origen. Cada certificado equivale a una tonelada de emisión de CO2.

El Estándar de Carbono Verificado (VCS) es un estándar global para la validación y verificación de reducciones voluntarias de emisiones de carbono. Las reducciones de emisiones de los proyectos VCS deben ser reales, medibles, permanentes, adicionales, únicas, transparentes y verificadas por terceros. VCS es el estándar líder mundial para compensaciones voluntarias de carbono.