Moto eléctrica con sistema de equilibrio automático

26.07.2021

Da Vinci Dynamics, Pekín, ha lanzado su DC100, una moto eléctrica de calle de alto rendimiento con una impresionante autonomía de 400 km 

Tiene una potencia máxima de 135 caballos, lo que lo sitúa en la categoría de "eléctrico rápido", la batería tiene una unidad de 17,7 kWh con capacidad de carga rápida de nivel 3 en 30 minutos. La frenada ABS combinada y el control de tracción son estándar. Más interesante es la función "creep" de la DC, que hace que la moto se mueva lentamente hacia delante cuando sueltas la palanca de freno, como en un coche automático. Tiene una función de marcha atrás lenta para salir de situaciones incómodas de aparcamiento, así como la capacidad de saber cuándo está en un ángulo, lo que permite la asistencia de arranque en pendiente y el frenado regenerativo suave automático en las bajadas para recargar la batería y asegurarse de que no se acelera accidentalmente. 

La startup tecnológica china Davinci Tech ha trabajado durante los últimos siete años en el diseño de su primera motocicleta eléctrica con el objetivo de ofrecer "la experiencia de conducción más fluida, segura y agradable de la industria". El primer prototipo presentado ha sido objeto de una serie de cambios, rediseños y mejoras, hasta la revisión final que se presentó ahora, el que es el modelo final que llegará a producción y que será conocido como DC100.

Davinci describe a la DC100 como un "robot sobre dos ruedas", ya que está dotado de una gran cantidad de sofisticados sensores electrónicos cuya función es mantener la seguridad y la eficiencia de esta motocicleta eléctrica en los niveles más altos posibles. Todos estos sistemas, además del motor eléctrico y la batería de la DC100 se encuentran situados debajo de un voluminoso carenado que le da su aspecto futurista. La compleja electrónica que rodea la DC100 ofrece la capacidad de detectar la posición de la motocicleta en relación con su entorno, además de medir las condiciones de temperatura, tanto la ambiente, como las de la batería y el motor. Emplea entre otras novedades una serie de sensores giroscópicos, que suelen están presentes en las motocicletas de alto rendimiento, que determinan factores como el cabeceo, el ángulo de inclinación y la guiñada.