La UBA y Cannabis medicinal

22.07.2020

En Febrero del 2019, en un informe la Organización Mundial de la Salud OMS recomendó a los 53 países miembros del Tratado de la Convención Única sobre Estupefacientes de 1961 retirar el cannabis de la lista IV , que enumera "sustancias dañinas y con beneficios médicos limitados". En la carta mediante la que la OMS presentó el informe, realizado por el Comité de expertos en Farmacodependencia y que fue el primero sobre Cannabis desde su creación en 1949, el Director del organismo internacional, Tedros Adhanom Ghebreyesus, consideró que mantener la planta de Cannabis en esa lista restringe gravemente el acceso y la investigación sobre las posibles terapias que derivan de ella. Sin embargo, la Comisión de Estupefacientes, el órgano ejecutivo de la ONU que debía manifestarse al respecto en Marzo del 2020, decidió aplazar la votación hasta Diciembre, y la planta de Cannabis sigue figurando en la lista de sustancias peligrosas. 

Partiendo de esto, en nuestro país, El Instituto de Química y Metabolismo del Fármaco de la Universidad de Buenos Aires UBA, importó un concentrado de Cannabidiol -CBD- para investigar y describir de forma exhaustiva la composición del aceite de Cannabis de uso terapéutico, que quedará a cargo de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica ANMAT. La semana pasada el Ministerio de Salud presentó un borrador para remplazar la actual reglamentación restrictiva de la Ley de uso medicinal de la planta de Cannabis. "Actualmente el aceite no tiene un aval científico porque el material vegetal de partida es ilegal", explicaron desde el organísmo. Con esto se busca garantizar la calidad del producto para que sea efectivo su uso terapéutico.

Con el apoyo del Conicet, el proyecto tiene distintos objetivos para poder desarrollar un perfil de los activos con los que tiene que contar el fármaco. El material viene de un extracto de planta cultivada en Colombia, donde la empresa Avicanna, la empresa canadiense de biotecnología, tiene uno de sus laboratorios y predios de siembra.  Con ella fue que el Instituto firmó el convenio para la importación del concentrado de 10 gramos de CBD.