El 25% de los residuos que se generan en Argentina son envases

23.11.2021

Cerca del 90 % de estos envases son de plástico y de ese total, sólo el 8 % se recicla en nuestro País

Teniendo en cuenta estos datos, se hace mas que importante que nuestros lesgisladores avancen en la sanción de una ley que regule este tipo de contaminación que está produciendo estragos ambientales. Ya hay algunos proyectos presentados cuyo fundamento central es el principio de responsabilidad extendida del productor, que quiere decir que quien pone en el mercado un producto que se va convertir en residuo se debe hacer cargo de su tratamiento como deshecho.

Algunos beneficios que esto traería serían un impacto ambiental positivo por la disminución de los residuos a disponer en rellenos sanitarios o basurales, y menor consumo de recursos fósiles para producir plástico. Además en el reciclado se evitaría generar gases de efecto invernadero y habría menor consumo de energía eléctrica. Otros de los beneficios sería el económico que se haría una menor importación de productos plásticos, ya que Argentina no se autoabastece con este material, por lo que cada tonelada reciclada se podría volver a usar en el país sin necesidad de ser importada. 

En Argentina el año pasado se reciclaron unas 250 mil toneladas de plástico, lo cual generó una necesidad de mano de obra en la industria del reciclado de unas 2.500 personas, con trabajo en blanco, unas 7.500 personas como mano de obra indirecta y cerca de 50.000 recuperadores urbanos y si se tiene en cuenta estos datos, también existiría un impacto social beneficioso.

Este tipo de leyes buscan fomentar la reutilización y uso de materiales amigables con el ambiente, el reciclado y valorización de residuos y la eliminación de los basurales a cielo abierto. Cabe destacar que en la reunión de Ministros de Ambiente del G20 realizada en Julio en Italia, las principales potencias plantearon en un comunicado conjunto la importancia de gestionar a través de principios de responsabilidad extendida del productor, focalizando particularmente en la reducción del uso de plásticos como tema central para atacar el problema de los residuos en los mares que afectan a la fauna. Países como Estados Unidos, Canadá, Sudáfrica, España, Portugal, Italia, Francia, Reino Unido, Alemania, Bélgica, Suiza, China, Australia, India, Corea del Sur y Japón lo incluyen en sus respectivas legislaciones. Del mismo modo sucede en América Latina y el Caribe donde un total de once países contemplan los principios de responsabilidad extendida y compartida del productor en sus normativas.