Día de los Santos Inocentes .

28.12.2019

El día de los Santos Inocentes, conmemora la fecha de aquella masacre de niños inocentes ordenada por el rey Herodes el grande en su intento de matar el niño Jesús (Mateo 2,16-18). Estos niños fueron considerados por la iglesia primitiva como los primeros mártires. 

A partir del siglo IV, se estableció una fiesta conmemorativa para venerar a estos niños, muertos como "mártires" en sustitución de Jesús. La devoción hizo el resto. 

La tradición oriental los recuerda el 29 de Diciembre; la latina, el 28 de Diciembre. 

La tradición concibe su muerte como "bautismo de sangre" (Romanes 6,3) y preámbulo al "éxodo cristiano", semejante a la masacre de otros niños hebreos que hubo en Egipto antes de su salida de la esclavitud a la libertad de los hijos de Dios (Éxodo 3,10; Mateo 2,13-14).

De acuerdo al relato del Evangelio de San Mateo (2,13-13) nos cuenta que unos Magos (Reyes Sabios) llegaron a Jerusalén preguntando dónde había nacido el futuro rey de Israel, pues habían visto aparecer su estrella en el oriente, y recordaban la profecía que decía: "Cuando aparezca una nueva estrella en Israel, es que ha nacido un nuevo rey que reinará sobre todas las naciones" (Números 24,17).

El Rey Herodes los recibió y les pidió que al regreso le dijeran donde estaba el niño para ir a adorarlo, una mentira de la que les alertó un ángel a los Magos para que no regresaran por el mismo camino.

EL Rey Herodes, al paso del tiempo mandó matar a todos los niños de Belén menores de dos años, ya que se vió burlado por los magos de Oriente que nunca regresaron a decirle la ubicación del niño.

Jamás podremos imaginarnos la terribile angustia y el espantoso dolor de todos los padres de esos niños al ver que a sus casas llegaban los herodianos y ante sus ojos asesinaban a su hijo tan amado.

Aquellos 30 niños inocentes en esa madrugada, volaron al cielo a recibir el premio de las almas que no tienen mancha y a orar por sus afligidos padres y pedir para ellos bendiciones.